NOTE! This site uses cookies and similar technologies.

If you not change browser settings, you agree to it. Learn more

I understand

Espido Freire publica una historia "de romanos" para los más jóvenes

A Friday, 23 December 2016. Publicado en Protagonistas, Diciembre 2016, Sociedad, Literatura

El objetivo es acercar la historia clásica a la juventud a través de las vicisitudes de su protagonista

Espido Freire publica una historia

El chico de la flecha’, segunda novela juvenil de Espido Freire (Bilbao, 1974), pretende ser una excusa para acercar la historia clásica a los jóvenes contemporáneos a través de las vicisitudes de Marco, un niño de 12 años en la Emérita Augusta del siglo I después de Cristo.

El libro cuenta la historia de un niño, que puede ser la de cualquier otro de su edad, pero en una época marcada por situaciones como la existencia de hombres libres y esclavos. La escritora  señala que quiere dirigir a sus jóvenes lectores hacia la importancia de tomar buenas decisiones.

"Yo no intento darle sesgo al libro, sino decirle a los que lo lean qué le ocurre al protagonista en función de decisiones que toma, que nada es blanco o negro, que todo tiene matices y que él con doce o trece años ya pueda entender esto y dar una opinión", remarca en una entrevista con Efe.

Asegura que en ningún momento pretende dar "moralejas", porque las odia desde que era niña, ya que pensaba que le tomaban "por tonta" cuando se las daban, algo que le sigue ocurriendo de adulta, aunque "ahora ya no son moralejas, sino consignas".

Espido Freire pretende con este libro ayudar a enseñar a los jóvenes a ser responsables de sus decisiones "y que estas no partan únicamente de un impulso, sino de cierta reflexión y que es importante un respeto hacia los demás". Como ejemplo, relata que el protagonista, que a primera vista ha tenido mala suerte en la vida, ya que perdió a sus padres y vive con unos tutores y una hermana pequeña "que es un incordio", tiene como mejor amigo "a su esclavo, que le pertenece". 

A su juicio, este hecho hace ver la realidad de una manera distinta: entre la libertad y la privación de ella y entre el que tendrá poder y el que no, además de que esa hermana que tanto le incordia tampoco tendrá ningún tipo de derechos en esa sociedad, por lo qué él, que es un privilegiado, tiene que empezar a entender lo eso supone.

Comments (0)

Leave a comment

You are commenting as guest.